Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede ver nuestra la política de cookies, aquí.
Política de cookies +

Hoyo 2: La piscina

 

Sólo los socios más antiguos del club conocen las razones del sobrenombre de La piscina que tiene este hermoso y complicado hoyo del campo 1. Al parecer, se debe a que en el chalet que se encuentra a la derecha del tee, tras el seto que lo oculta del recorrido, existe una piscina cuyos bañistas, como es lógico, no se privan en verano de proferir gritos bulliciosos que a menudo importunan a los jugadores que se disponen a dar el golpe de salida.

Es un par tres fresco y acogedor, flanqueado a la izquierda por un arroyo sombreado por una frondosa fila de sauces, con rincones que invitan a la siesta estival o a la merienda campestre. Pero probablemente Nicklaus no lo imaginó con ese fin. El hoyo es un verdadero prodigio de diseño que exige una concentración máxima en todos los golpes.

Se duda del palo de salida, se duda de cómo ejecutar el segundo golpe si no se ha cogido green, y se duda de la línea y la fuerza del putt desde cualquier punto del green. Es un hoyo, en suma, para disfrutarlo sufriendo. Una última recomendación: intente dejar la bola para patear cuesta arriba. Si no es así, el sufrimiento añadido está garantizado.



 

 

 

Imágenes del hoyo 2 del Campo 1 de Golf La Moraleja.